21/8/17

Cinco por tres, clave para comer sano y balanceado [21-8-17]

.
Cinco por tres, clave para comer sano y balanceado

Los hábitos alimenticios sean buenos o malos dejan huella en la salud. En nuestras manos está cambiarlos o mejorarlos si buscamos estar sanos para disfrutar de una vida libre de enfermedades en la medida de lo posible.

Terminar o romper con costumbres que mantenemos casi de manera natural, no suele ser un proceso fácil, pero si hemos comprometido nuestra salud por inadecuadas prácticas alimenticias, lo mejor es sustituirlas por unas nuevas, comenzando con una dieta saludable y equilibrada, que nos proporcione bienestar y calidad de vida.

La ingesta de una dieta balanceada requiere de una variedad de alimentos según las necesidades de cada organismo, por lo que es importante consultar a un especialista en nutrición para que diseñe el plan alimenticio idóneo de acuerdo a la edad, género y actividades de la persona.

Mejorar o cambiar ciertos hábitos en la forma en que nos alimentamos redundará en beneficios en el estado de salud, así como recuperar la figura, vitalidad y autoestima si es que los hábitos que hasta ahora practicas te han llevado a problemas de sobrepeso y obesidad - y las enfermedades crónicas que originan como diabetes e hipertensión-, por lo que es hora de hacer un alto para informarnos, conocer y elegir las alternativas que tenemos para comer de manera saludable.

Comer cinco veces al día

El consumo de alimentos es imprescindible para llevar nutrientes al cuerpo para que pueda cumplir con todas sus funciones vitales, por lo que la opinión generalizada de los especialistas es comer cinco veces al día, así se evitará disminuir el azúcar en la sangre y se mantendrá la sensación de saciedad. Esta distribución de alimentos deber ser en tres comidas principales y dos colaciones, con un intervalo de tres horas aproximadamente.

Dejar de alimentarnos por periodos prolongados, ya sea por falta de tiempo o evitar ganar kilos, lo único que hará es que nuestro metabolismo disminuya o que la siguiente comida sea abundante y calórica, lo que resultará perjudicial a la salud.

Pero, ¿se debe comer lo que se quiere y cuanto quiere? No. Para consumir una dieta balanceada se deben incluir nutrientes de los grupos alimenticios e ingerir las cantidades según las necesidades de cada persona.

La Norma Oficial Mexicana vigente de la Secretaría de Salud dispuso la agrupación de los alimentos para conformar una adecuada dieta, la cual, para que sea correcta, debe ser:

  • Completa. Que contenga todos los nutrientes.
  • Equilibrada. Que guarde proporciones entre los nutrientes.
  • Inocua. Que su consumo habitual no implique riesgos y que su ingesta sea moderada.
  • Suficiente. Que cubra las necesidades de la persona, para asegurar una buena nutrición y un peso saludable.
  • Variada. Que incluya diferentes nutrientes de grupos variados.
  • Adecuada. Que esté acorde a los gustos, cultura y recursos económicos de quien la consume.

Grupo I: Verduras y frutas

  • Acelgas, verdolagas, quelites, espinacas, flor de calabaza, huanzontles, nopales, brócoli, coliflor, calabaza, chayote, chícharo, tomate, jitomate, hongos, betabel, chile poblano, zanahoria, aguacate, pepino, entre otras.
  • Guayaba, papaya, melón, toronja, lima, naranja, mandarina, plátano, zapote, ciruela, pera, manzana, fresa, chicozapote, mango, mamey, chabacano, uvas, entre otras.

Grupo II: Cereales y tubérculos

  • Maíz, trigo, avena, centeno, cebada, amaranto, arroz y sus productos derivados como tortillas y productos de nixtamal, cereales industrializados, pan y panes integrales, galletas y pastas.
  • Papa, camote y yuca.

Grupo III: Leguminosas y alimentos de origen animal

  • Frijol, haba, lenteja, garbanzo, arveja, alubia y soya.
  • Leche, queso, yogurt, huevo pescado, mariscos, pollo, carnes rojas y vísceras.

Es importante conocer los valores nutricionales que estos grupos de alimentos nos proporcionan, de esta manera se podrá hacer una mejor elección:

Grupo I: Proporcionan vitaminas, fibras y sales minerales, e hidratos de carbono. La recomendación es ingerirlos durante el día, de preferencia crudas.

Grupo II: Son los que aportan mayor cantidad de energía, por lo que se sugiere consumirlos en porciones indicadas.

Grupo III: Las leguminosas proveen hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Los alimentos de origen animal aportan proteínas, calcio y grasas. Su consumo no debe ser libre sino moderado.

Las porciones a consumir deben ser respetadas para alcanzar los resultados que buscamos, y para ello podemos seguir ciertos hábitos, como el que recomienda el nutriólogo Jorge Azar Dick. "En el ámbito familiar tienen que ser los padres quienes pongan el ejemplo a sus hijos en cuanto a los hábitos alimenticios, pues no se puede pretender que un niño coma sano y equilibrado si su papá o mamá, o ambos, no lo hacen".

¿Y las colaciones?

Las colaciones o tentempiés son reducidas porciones de alimentos que deben ser consumidas a media mañana y media tarde; deben contener hidratos de carbono complejos, proteínas y grasas no saturadas, cuyo valor calórico -y esto es muy importante- sea aproximado a un 10-15 % del total de la dieta, recomienda el Instituto Nacional de Ciencias Médicas Salvador Zubirán.

Algunos ejemplos de colaciones:

  • Frutas naturales
  • Verduras crudas con limón
  • Verduras al vapor con una cucharadita de aguacate y cuatro galletas integrales
  • Yogurt descremado con manzana
  • Ensalada de lechuga, pepino y papa con limón y una cucharadita de aceite de oliva
  • Barra de amaranto
  • 4 galletas habaneras integrales o Marías

Si tienes preferencia por consumir alimentos o productos endulzados es necesario que aprendas a reconocer los tipos de edulcorantes que contienen, sobre todo si tienes problemas de peso; esto no quiere decir que tengas que prescindir de ellos sino la manera en cómo pueden convertirse en una alternativa para contrarrestar el sobrepeso y obesidad.

Practicar algún tipo de ejercicio moderado como una caminata de 30 minutos después de comer facilita la digestión, al mejorar la actividad intestinal.


terra.com.mx

13/8/17

Las principales claves de una alimentación saludable y equilibrada

Las principales claves de una alimentación saludable y equilibrada


Aunque mucho se habla de dietas y métodos para perder peso, es importante recordar los pilares de una alimentación equilibrada y correcta que prevenga enfermedades y brinde una sensación de bienestar general. Por qué la celebración del día nació en Argentina

infobae.com

La alimentación debe ser equilibrada, completa, suficiente y adecuada. En otras palabras, que debe incorporar todos los grupos de alimentos adaptándose a los requerimientos de cada persona en cada etapa vital.

Más allá de las características individuales de cada persona, y más allá de que la genética juega un rol principal en la predisposición a tener ciertas patologías, "la incorporación de hábitos alimentarios saludables y un estilo de vida activo puede favorecer un camino libre de enfermedad", señaló la doctora Paola Harwicz (MN 84182) médica especialista en cardiología y nutrición con orientación en obesidad.

"Es importante separar el concepto de nutrición del de alimentación, ya que éste se refiere al acto consciente y al modo de ingerir alimentos", explicó a Infobae María Inés Somoza, jefa de la división de nutrición del Hospital Universitario Fundación Favaloro. "Una buena alimentación proporciona el combustible necesario para que el cuerpo pueda funcionar correctamente dependiendo de cuales sean las tareas a realizar. Por este motivo, la alimentación se considera adecuada y saludable siempre y cuando se adapte a las necesidades y gasto energético de cada individuo".

"Alimentarse bien es uno de los caminos más seguros para proteger y mejorar la salud", puntualizó Somoza. "Cada día se seleccionan y eligen alimentos que pueden estar condicionando el estado de salud de un individuo". La experta señaló que las alteraciones y enfermedades se relacionan con desequilibrios en la alimentación, ya sea por exceso (en el caso de obesidad, hipertensión arterial, colesterol elevado, diabetes, ciertos tipos de cánceres como el de mama, colon, próstata) o por defecto (carencias de vitaminas y/o minerales, entre otros).

"Una alimentación saludable es aquella que contiene una amplia variedad de alimentos ricos en nutrientes y antioxidantes, presentes en frutas y verduras, con una adecuada selección de grasas, baja en azúcar y moderada en sodio", sintetizó Paola Harwicz. Pero como casi todo, estos hábitos nutritivos deben ser aprendidos desde la niñez.

La experta indicó que el sabor salado, por ejemplo, es un sabor aprendido. Es un aspecto que los adultos deben considerar al momento de incorporar sal tanto en sus dietas como en la de los niños. "Priorizar la selección de alimentos frescos es el primer paso para minimizar el consumo de alimentos salados y evitar salar la comida antes de probarla es el segundo", aconsejó Harwicz.

Para lograr estos objetivos, el ámbito familiar es el primer eslabón. La educación que se transmite en la casa y en la escuela es lo que facilita la incorporación de una alimentación completa, variada y equilibrada. "Los niños copian acciones", indicó. "Si los padres consumen gran variedad de alimentos, frutas y verduras diariamente, los chicos se inclinarán por incorporarlos".

El caso de la hipertensión arterial es uno de los más paradigmáticos. Actualmente la hipertensión afecta a 1 de cada 3 argentinos y ciertas condiciones -como la obesidad abdominal, el consumo excesivo de sodio, el sedentarios, el uso de corticoides, una alimentación baja en potasio o el consumo excesivo de alcohol- aumentan las posibilidades de desarrollarla. Hábitos como evitar los productos ricos en sodio, evitar el uso de salero sin antes probar la comida y consumir aguas bajas en sodio son claves en el acostumbramiento del paladar a una alimentación más sana.

Sin embargo, la comunidad médica coincide en general en que la alimentación debe ir siempre de la mano de actividad física. De hecho, la mitad de la población, según la última encuesta nacional de factores de riesgo es sedentaria. "La inactividad física es responsable de aumentar el riesgo de mortalidad cardiovascular, igualando al hábito de fumar. Estas estadísticas preocupan", alertó Harwicz, directora de la plataforma Nutrición en la Red.

Realizar tan solo 30 minutos de actividad física al día, por ejemplo, ayuda a reducir los valores de presión arterial. Luego de 45 minutos de actividad aeróbica de moderada intensidad (como una caminata intensa o salir a andar en bicicleta) los valores de presión sistólica -el valor máximo de la presión arterial cuando el corazón se contrae- se reducen y el beneficio se prolonga por doce horas.

"Más allá de los genes que heredamos, la decisión de mantener un peso saludable, controlar anualmente la presión arterial a partir de los 45 años, planificar el tiempo para realizar 30 minutos al día de actividad física y mejorar la selección de alimentos y bebidas con un menor aporte de sodio está en nuestras manos", concluyó Harwicz.

"Antes de comenzar una dieta es necesario acudir a un profesional idóneo y formado para asesorar y recomendar una alimentación capaz de cubrir las necesidades del organismo; de acuerdo a las características personales y al momento biológico", aconsejó Somoza. "También es muy importante que aquellos que quieran adoptar diferentes estilos alimentarios (vegetariano o vegano, por ejemplo) sean asesorados por un profesional de la nutrición". Finalmente, la especialista del Hospital Fundación Favaloro elaboró una lista con una serie de consejos claves para iniciar el camino hacia un estilo de vida saludable:


  • Aumentar el consumo de frutas y verduras de estación de colores variados, incluyendo al menos una porción en cada comida.
  • Preferir cereales integrales y legumbres (como fideos integrales, arroz integral, yamaní, lentejas, garbanzos, porotos)
  • Consumir una porción mediana de carne por día (pescado, vaca, cerdo, pollo) y quitarle la grasa visible.
  • Aumentar el consumo de pescado e incluir huevo.
  • Incorporar lácteos diariamente (leche, yogur, ricota, queso)
  • Reducir el consumo de sal y productos salados (por ejemplo caldos, panificados, snacks, fiambres, embutidos, productos de pastelería, enlatados)
  • Tomar al menos 8 vasos de agua al día.
  • Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasa, azúcar y sal.

22/5/17

3 pasos que podrían impulsar una alimentación más saludable [22-5-17]


3 pasos que podrían impulsar una alimentación más saludable

Haga que los alimentos nutritivos sean convenientes, atractivos y normales, sugirió estudio.


Para tener éxito en el juego de la dieta, un nuevo estudio sugiere que una actitud "CAN" (positiva) podría ser más útil que depender de la fuerza de voluntad o la educación.

Tras revisar más de 100 estudios, los investigadores de la Universidad Cornell encontraron que hay tres cosas que ayudan a la gente a elegir alimentos más saludables. La comida debe ser conveniente (C), atractiva (A) y normal (N), o CAN.

La investigación, publicada en la edición de mayo de Psychology and Marketing, sugiere que el acercamiento "CAN" es más efectivo que decirle las personas lo que no pueden comer o pedirles que dependan de su fuerza de voluntad para resistirse a los alimentos tentadores, dijeron los autores del estudio.

"La fuerza de voluntad funciona para algunos, pero son solamente el 5 al 10 por ciento de la población", dijo el investigador principal Brian Wansink, director del Laboratorio de Alimentos y Marcas de Cornell. "Cerca del 95 por ciento de las dietas falla".

Una persona típica toma arriba de 200 decisiones relacionadas con la comida al día, de acuerdo con el estudio. Eso quiere decir que la mayoría de las decisiones sobre la comida son rápidas e instintivas.

La mayoría de la gente no tiene tiempo para sentarse y analizar lo que están comiendo o si están o no satisfechos. En lugar de eso, la gente necesita reorganizar su ambiente para que trabaje para ellos, dijo Wansink.

El acercamiento "CAN" organiza el ambiente para ayudar a las personas a ser más exitosas al escoger opciones más saludables de alimentación, dijo.

Penny Kris-Etherton, una dietista certificada y profesora de nutrición en la Universidad Penn State, está de acuerdo. "Desde una perspectiva práctica, la recomendación para hacer que los alimentos saludables sean más fáciles de elegir y consumir es adecuada", dijo. "Esto es lo que necesitamos hacer para hacer que la alimentación saludable sea sencilla y la elección automática, para que sea difícil comer algo n saludable".

¿Cómo pones en práctica los principios de CAN? Primero, haga que los alimentos nutritivos sean convenientes. En el hogar, por ejemplo, Wansink sugirió colocar un tazón con fruta a menos de dos pies de distancia de dónde camina la gente. Y tener al menos dos opciones disponibles, manzanas y bananas, por ejemplo.

Los investigadores también sugirieron mantener el tazón de fruta cerca de las llaves del automóvil. De esta manera, usted podría recordar agarrar una manzana u otra fruta mientras se dirige a la puerta. Más tarde, usted tendrá una opción saludable y conveniente si le da hambre mientras está afuera.

Además de ser más conveniente, el tazón de fruta es también una opción más atractiva comparada con tener fruta en el cajón más bajo del refrigerador, dónde está fuera de la vista y fuera de la mente. Los investigadores dijeron que hacer las opciones de alimentación atractivas puede tener que ver con cómo se ve la comida. También podría referirse a otro factor. Por ejemplo, el precio podría hacer que cierta comida sea más atractiva.

Hacer que las opciones saludables sean fácilmente accesibles y siempre presentes también ayuda a hacerlas más normales, de acuerdo al estudio. Y, conforme la comida se vuelve más normal y accesible, podría convertirse en una opción potencialmente más popular. Cuando elegir una manzana es conveniente y normal, la gente puede sentirse inclinada a elegir una manzana sobre una galleta menos accesible, sugirió el estudio.

Influenciar cuales comportamientos son considerados normales y populares es una forma fácil, rápida y productiva de cambiar el comportamiento del consumidor, de acuerdo con los autores del estudio.

El acercamiento "CAN" también ha sido exitoso en escuelas. Wansink mostró en estudios previos que algo tan sencillo cómo colocar leche regular, en lugar de leche con chocolate, en la parte frontal de los refrigeradores (conveniente), en una botella bien hecha (atractiva) y darle al menos la mitad del espacio en el refrigerador (normal) incrementó el consumo de leche regular en los estudiantes de 30 a 60 por ciento.

Al hacer ciertos alimentos más normales, Wansink dijo que los consumidores necesitan cambiar la idea de que solo las frutas y los vegetales frescos son saludables.

"La gente se ha convencido a sí misma de manera equivocada de que las frutas y los vegetales deben de ser frescos", dijo. "Los enlatados y congelados tienen los mismos nutrientes, sino es que más".

Y los enlatados y congelados pueden ser más convenientes. Sugirió que si de todos modos prefiere lo fresco, elija los productos picados y preenvasados.

¿En cuánto a esas opciones de alimentos menos saludables? El acercamiento CAN funciona al revés con esos. Hágalos menos convenientes, menos atractivos y menos normales, dijo.

En la casa Wansink, por ejemplo, los refrigerios menos nutritivos se guardan en el cuarto de lavado.

"La mayoría de los hogares estadounidenses tienen refrigerios en cuatro o cinco estantes de la despensa en la cocina", explicó Wansink. "Guardamos nuestros refrigerios menos saludables en el cuarto de lavado y la mayoría de estos probablemente ya están caducos".

21/5/17

El pistacho podría combatir el colesterol [21-5-17]


El pistacho podría combatir el colesterol

Un estudio halla que tiene efectos saludables para el corazón similares a los de las verduras de color verde


El pistacho podría ayudar a reducir el colesterol, de acuerdo con un estudio financiado por el sector que fue presentado el lunes en la reunión Experimental Biology en Washington, D.C.

"Ingerir una cantidad de pistacho de 1.5 a 3 onzas (al día), o sea uno o dos puñados, redujo el riesgo de enfermedad cardiovascular al disminuir de forma significativa los niveles de colesterol LDL (el "malo"), y en alta dosis redujo de modo considerable las proporciones de lipoproteínas", dijo en una declaración preparada la autora del estudio Sarah K. Gebauer, estudiante de postgrado en biociencias de la Universidad estatal de Pensilvania.

El estudio de múltiples semanas, que contó con la financiación de la California Pistachio Commission, concluyó que tres onzas de pistacho al día reducía los niveles de LDL en 11.6 por ciento, los niveles totales de colesterol en 8.4 por ciento, y las lipoproteínas que no eran de alta densidad (no HDL) en 11.2 por ciento. Los niveles de colesterol no HDL son considerados como pronosticadores fiables del riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV).

Los investigadores también señalaron que un puñado de pistachos ofrece la misma cantidad de antioxidantes encontrados en las verduras de hojas verde oscuro y las frutas de gran colorido.

"Nuestro estudio ha mostrado que el pistacho, junto con una dieta saludable para el corazón, podría reducir el riesgo de ECV de una persona", señaló en una declaración preparada la investigadora principal, la Dra. Penny Kris-Etherton, profesora distinguida de nutrición en la Universidad estatal de Pensilvania.

20/5/17

Comer pescado ayuda a prevenir tipo común de ceguera [20-5-17]

 
Comer pescado ayuda a prevenir tipo común de ceguera

Si bien fumar cigarrillos aumenta el riesgo de padecer la causa más común de ceguera entre las personas mayores, comer pescado las protegería contra esta enfermedad, según dos estudios recientes.

Una investigación del Hospital de Ojos y Oídos de Massachusetts, en Boston, halló que quienes fumaban tenían un riesgo casi dos veces más elevado de padecer degeneración macular relacionada con la edad, comparados con aquellas personas que no habían fumado nunca.

También existía un riesgo mayor en quienes habían fumado alguna vez y luego habían abandonado el hábito.

La degeneración macular es una enfermedad que afecta la parte central de la retina del ojo, la mácula, causando disminución de la agudeza visual y posible pérdida de la visión. Esta patología es la principal causa de ceguera entre las personas de más de 60 años.

El estudio efectuado en Boston también descubrió que aquellas personas que comían más pescado, incluso entre los fumadores, eran menos propensos a desarrollar la condición. Los más beneficiados eran quienes consumían dos o más porciones por semana.

"Alrededor de un tercio del riesgo (de padecer degeneración macular) podría atribuirse al tabaquismo, y cerca de un quinto de los casos podría prevenirse con una mayor ingesta de pescado y ácidos grasos omega 3", concluyó la investigación publicada en Archives of Ophthalmology.

En otro estudio que fue difundido en la misma publicación, investigadores australianos informaron efectos protectores similares en los ácidos grasos omega 3, sobre todo entre quienes consumían dos o más platos de pescado por semana, aún teniendo en cuenta antecedentes de tabaquismo.

"La ingesta insuficiente de ácidos grasos podría implicar un metabolismo retinal y una renovación celular anormal", mientras que niveles más altos de omega 3, especialmente los del pescado, "protegerían contra la oxidación y degeneración de la retina", señaló el informe proveniente de Australia.

Este segundo estudio fue llevado a cabo por el Instituto Westmead Millennium y el Centro Cooperativo de Investigación de la Visión, en Sidney.
 

16/5/17

El chocolate alivia los espíritus estresados [16-5-17]


El chocolate alivia los espíritus estresados

Un estudio halla que el chocolate negro reduce los niveles de hormonas de estrés

¿Está estresado? Un estudio reciente sugiere que una dosis de chocolate negro podría alegrarlo rápidamente por reducir los niveles de hormonas del estrés.

Investigadores suizos, que informan sobre sus hallazgos en la edición en línea de la Journal of Proteome Research, le dieron seguimiento a voluntarios que aseguraron que estaban muy estresados.

"El estudio ofrece evidencia contundente de que el consumo diario de 40 gramos (1.4 onzas) durante dos semanas es suficiente para modificar el metabolismo de voluntarios humanos sanos", escribieron los investigadores del Centro de investigación Nestlé de Lausana (Suiza). El chocolate también pareció ayudar a corregir los desequilibrios en el organismo relacionados con el estrés.

¿Y qué hay con el aumento de peso? Ciertamente, es una posibilidad, pero los científicos señalaron que el chocolate negro contiene antioxidantes, que son beneficiosos para la salud, y otras sustancias que parecen reducir el riesgo de enfermedad cardiaca y otras afecciones.

Pero hasta ahora, según escribieron los investigadores, no se sabe mucho acerca de los efectos del chocolate sobre el estrés.

12/5/17

¿Qué pasa con la grasa? [12-5-17]

¿Qué pasa con la grasa?

Es de conocimiento popular que problemas de salud asociados con la nutrición también se relacionan con el consumo de grasa. Sin embargo, aunque oimos hablar mucho sobre la grasa, muchos no saben para qué necesitamos la grasa.

Las grasas pertenecen a un grupo de sustancias nutritivas muy importantes que deben formar parte de nuestra alimentación diaria. Además de ser una fuente concentrada de energía, lo cual en sí justifica su consumo moderado, las grasas transportan componentes nutricionales indispensables para la vida. Este es el caso de los llamados ácidos grasos esenciales y determinadas vitaminas (A, D, E y K).

De aquí se deriva la recomendación aceptada a nivel internacional de ingerir entre un 25 y un 30% de las calorías diarias de fuentes de grasa. Sin embargo, es necesario recordar que los ácidos grasos esenciales mencionados, los cuales deben ingerirse con las comidas porque nuestro organismo no es capaz de producirlos, se encuentran en los alimentos en diferentes proporciones. Por ello se debe seleccionar cuidadosamente el tipo de grasa a consumir, dándole preferencia a los aceites de origen vegetal y, entre éstos, a aquéllos en cuya etiqueta se mencione que tienen proporciones similares de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados.

Lo malo

Los problemas asociados con el consumo de grasa guardan una relación directa con dos elementos: la cantidad total de grasa consumida diariamente y su calidad.

La recomendación de ingerir entre el 25 y el 30% de las calorías diarias proveniente de las grasas va destinada, por una parte, a garantizar el consumo mínimo necesario y, por otra, a evitar los excesos. Sin lugar a dudas, exceder el 30% aumenta significativamente el riesgo a sufrir cualquiera de las enfermedades crónicas que ocupan los primeros lugares entre las causas de muerte en casi todo el mundo, ya sea debido al aumento de los depósitos de grasa en todo el cuerpo o a su infiltración en las paredes de las arterias.

Pero no todas las grasas son iguales. La selección cuidadosa de los alimentos, además de hacer posible que el cuerpo humano reciba los ácidos grasos mono y poliinsaturados que necesita, evita tanto la ingestión de cantidades indeseables de colesterol de origen alimentario, como la presencia desproporcionada de los ácidos grasos saturados.

Si bien es cierto que los ácidos grasos poliinsaturados son siempre necesarios para la salud y la vida, su consumo excesivo puede afectar nuestra capacidad inmunológica, la cual determina nada más y nada menos que la capacidad del cuerpo para defenderse de agentes dañinos.

Para recordar...

No es recomendable eliminar completamente la grasa de la alimentación diaria, ni es saludable vivir sin ella. Lo deseable es aceptar que su presencia es necesaria en cantidades adecuadas y aprender a manejar los principios fundamentales de la alimentación. Estos principios pueden resumirse en lo siguiente:
  • Variedad en la selección de alimentos
  • Prudencia en la preparación en la cocina
  • Moderación en el tamaño de las porciones a la hora de comer.
 

11/5/17

4 cosas esenciales sobre las sandías [11-5-17]


4 cosas esenciales sobre las sandías

Arterias sanas. Un estudio reciente de la Universidad de Kentucky (EE UU) ha revelado que el zumo de esta fruta veraniega reduce la aterosclerosis (el estrechamiento de las arterias) si se consume de forma continuada durante al menos 8 semanas. Además, en este mismo experimento se comprobó que esta refrescante bebida reduce las concentraciones de colesterol en sangre.

Contra la hipertensión. Investigadores de la Universidad Estatal de Florida han demostrado que la sandía es un arma eficaz contra la hipertensión, sobre todo en sus primeros estadios, ya que contiene L-citrulina, un precursor de la L-arginina, el aminoácido necesario para la formación del óxido nítrico. El óxido nítrico es un gas con efecto vasodilatador que se ocupa de regular el tono vascular de las arterias y mantiene una tensión arterial saludable. De hecho, la sandía se ha identificado como el alimento con mayor contenido en L-citrulina.

Después de hacer deporte. Para los atletas, la mejor bebida para recuperarse tras el ejercicio físico es el zumo de sandía, tanto por sus propiedades antioxidantes como por su capacidad para incrementar la proteína de los músculos. Además de que reduce el dolor muscular, según publicaba hace poco la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Menos cáncer. La sandía contiene licopeno, una sustancia química antioxidante responsable del color rojo de las frutas y verduras que, entre otras cosas, ayuda a reducir la incidencia de ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de próstata, de esófago, de estómago y de colon.

Suscripcion por mail