18/7/15

Ensaladas: el binomio dieta y nutrición es posible

 
Ensaladas: el binomio dieta y nutrición es posible

eleconomista.es

El buen tiempo hace que nos apetezcan más. Son buenas para vigilar las calorías, pero también pueden estar deliciosas y aportar un gran valor nutritivo si ponemos los ingredientes adecuados

Al contrario de lo que puede parecer, las ensaladas no son solo buenas para cuidar la dieta, sino que con los ingredientes adecuados pueden tener un alto valor nutritivo al mismo tiempo. Y además, podemos hacer que tengan un sabor delicioso.

Los beneficios de comer ensaladas son mayores de los que creemos, y no sólo por tener pocas calorías. Está demostrado que las personas que comen ensaladas habitualmente tienen, por ejemplo, mayores niveles de vitaminas C y E, así como ácido fólico. Por otra parte, un estudio reciente de la Purdue University de Indiana acaba de descubrir que añadirles huevo cocido y verduras puede reducir el riesgo de padecer cáncer y disminuye los problemas de colesterol.

Eliminando todas las opciones de ensaladas con cualquier tipo de salsas hipercalóricas, o con ingredientes como el bacon, tenemos multitud de opciones para prepararnos unos platos hipersanos, más allá de las extendidas ensaladas de pasta, pollo o arroz. Te proponemos algunos ingredientes para poner un poco de variedad en tus platos verdes. Por supuesto, en cada una se pueden añadir y eliminar ingredientes al gusto de cada uno.

Ensalada con marisco

Las propiedades nutritivas del marisco son de sobra conocidas: proteínas, aminoácidos y bajo contenido graso. Bien es cierto que encarece el plato, y por cuestiones de presupuesto tal vez no sea apto para todos los días, pero algún día que otro podemos hacer una ensalada bien consistente con alimentos como buey de mar, vieiras, langostinos o bogavantes. Combinan perfectamente en el paladar sobre base de espinacas, canónigos, y unos toques de estragón fresco, apio, puerros y tomate maduro. Y en lugar de salsa, claro está, una vinagreta. Eso sí, ten en cuenta que algunos mariscos tienen una cantidad más alta de colesterol, así que si tiendes a tenerlo alto no abuses de estos alimentos en particular.

Ensalada con fruta

Perfecta para el verano, fresca y con altos índices de fibra, agua y vitaminas. No olvidemos que sus antioxidantes ayudan a retrasar el envejecimiento de la piel. Si intentamos incluir aquellas que contienen menos azúcar, nos quedará una ensalada sanísima. Por ejemplo, una ensalada a base de lechuga, manzana y nueces puede ser una opción excelente. Los fresones, el melocotón o la naranja, son frutas que también puedes añadir con otros ingredientes como el queso fresco, mostaza en grano o tomates cherry.

Ensalada griega

De muy fácil preparación y deliciosa: queso feta, pepino, tomates cherry, aceitunas rojas y un poco de limón, orégano, sal y pimienta molida. Todo ello aderezado con un aceite de oliva. No puede ser más típico de la dieta mediterránea.

Ensalada con quinoa

La quinoa es un alimento muy completo y de fácil digestión. Como no tiene gluten es además apto para celíacos. Podemos preparar una ensalada deliciosa a base de quinoa añadiendo otros alimentos como cebolla, mandarinas o naranjas, lechuga picada, tomate, eneldo, pepino e incluso otras legumbres. Con un poco de limón, aceite de oliva y sal, tendrás una ensalada exquisita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscripcion por mail