24/4/17

La dieta mediterránea se asocia con una mejor función cognitiva [24-4-17]


La dieta mediterránea se asocia con una mejor función cognitiva

Al combinarla con aceite de oliva y frutos secos, como nueces, se observa un aumento significativo de la memoria en adultos.


Los beneficios asociados a la dieta mediterránea suman y siguen. Esta vez, de la mano de nuevos antecedentes derivados del proyecto español Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea) que, en un seguimiento hasta ahora de cuatro años, ha observado que esta dieta junto al consumo de aceite de oliva virgen y frutos secos, retrasan el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento en las personas.

La relación entre los hábitos alimentarios y las capacidades del cerebro estaría fuertemente mediada por el llamado estrés oxidativo, que es la incapacidad del organismo para eliminar toxinas. Por lo mismo, una dieta rica en productos antioxidantes jugaría un rol central en la prevención de enfermedades neurodegenerativas, como alzheimer y otras demencias asociadas al paso de los años.

En el trabajo coordinado por el doctor Emilio Ros, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínic de Barcelona, se examinó a un grupo de 447 voluntarios, con una edad promedio de 67 años, sanos, pero con alto riesgo cardiovascular.

A un tercio de ellos se asignó una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva extra virgen; a otro grupo la misma dieta, pero con una porción diaria de 30 gramos de frutos secos (nueces, almendras y avellanas), y un tercer grupo que siguió una dieta de control baja en grasa.

Tras cuatro años, se evaluó la función cognitiv a de los participantes con test neuropsicológicos y notaron una mejoría en los dos primeros grupos.

Según Ros -cuyo trabajo apareció publicado ayer en la revista JAMA Internal Medicine-, la dieta con frutos secos fue más eficaz para mejorar la memoria, mientras que la de aceite de oliva influyó de forma favorable en la cognición frontal (función ejecutiva).

"La clave de la dieta mediterránea es que contiene ingredientes como vegetales, legumbres, pescados, frutos secos y aceites monoinsaturados que brindan un efecto antiinflamatorio y antioxidante", explica la doctora Mónica Manrique, nutrióloga de la Clínica Alemana.

Lo anterior, "mejora sobre todo el estado de las membranas plasmáticas que rodean a las células, mejoran su calidad y flexibilidad, haciendo que su funcionamiento sea más óptimo a nivel de todos los sistemas", agrega.

Estos beneficios aparecen al incorporar la dieta mediterránea a cualquier edad, pero lo importante es mantener este hábito en forma permanente.

1 comentario:

  1. Anónimo2:59 p. m.

    Muy valioso el artículo, gracias!!!!

    ResponderEliminar

Suscripcion por mail