29/7/15

Descubren propiedades terapéuticas en la cerveza [29-07-15]


Descubren propiedades terapéuticas en la cerveza

Un simposio realizado en diciembre pasado bajo los auspicios del Centro de Información Cerveza y Salud, la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación y la Asociación Española en Ciencia y Tecnología de los Alimentos determinó las propiedades de la cerveza.

Los especialistas detallaron efectos positivos sobre la formación de los huesos, la capacidad antioxidante, antitrombótica e inmunológica y la reducción del riesgo cardiovascular cuando el consumo de bebida es moderado.

El profesor Luis Serra Majem, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, sostiene que la cerveza es una bebida milenaria cuyo consumo ha estado siempre presente en la Dieta Mediterránea clásica.

Detalló que es una fuente importante de vitaminas del grupo B, minerales, fibra soluble, antioxidantes naturales y otras sustancias.

El Dr.Jonathan Powell, profesor del King´s College de Londres, ha demostrado que una ingesta moderada de cerveza ayuda a prevenir la osteoporosis, por las propiedades de sus ingredientes, entre los que se encuentra el silicio, que actúa como agente formador del hueso.

Otro estudio, realizado por el Dr. Martín Bobak, del University College de Londres, analizó los posibles efectos protectores del consumo moderado de cerveza.

El resultado indica que el efecto protector es similar al del vino, debido a la reducción de coagulación sanguínea y a un aumento del colesterol de alta densidad HDL (colesterol bueno), lo que confiere un efecto cardioprotector en aquellas personas que beben moderadamente.

Para el Dr. Norbert Frank, del German Cáncer Research , la cerveza contiene un flavonoide susceptible de prevenir ciertos tipos de cáncer.

Recientes trabajos científicos publicados confirman que el xanthohumol, uno de los flavonoides presentes en la cerveza, puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer.

Las investigaciones realizadas hasta el momento permiten afirmar que el xanthohumol ejerce un papel antioxidante incluso superior al de la vitamina E, ya que tiene la capacidad de inhibir una familia de enzimas que pueden activar el proceso cancerígeno.

No obstante los científicos insisten en realizar un consumo moderado, porque cantidades superiores a las permitidas por el metabolismo pueden implicar graves consecuencias.

Entre ellas se destacan, irritación del estómago y lesión del recubrimiento del intestino, aumento de triglicéridos en sangre, hipoglucemia si se toma en ayunas o sin alimentos sólidos, o repercutir de manera negativa en órganos vitales como el cerebro, el hígado, el corazón y la sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscripcion por mail