7/10/09

Relacionan el mercurio en el pescado con la hipertensión

Aún así, un investigador le resta importancia al efecto

Por Ed Edelson
Reportera de Healthday

LUNES, 5 de octubre (HealthDay News/DrTango) -- El líder de una investigación reciente señala que, aunque el estudio relaciona el mercurio de los mariscos con la hipertensión, no es suficiente razón para que la gente deje de comer pescado.

"El pequeño aumento en la presión arterial por metilmercurio nunca superará los beneficios de los ácidos grasos omega 3", aseguró el Dr. Eric Dewailly, profesor del departamento de medicina preventiva y social de la Universidad de Laval en Québec y autor líder de un informe que aparece en la edición del 5 de octubre de Hypertension.

Las dietas ricas en ácidos grasos omega 3 por pescado graso, como sardinas grasosas, arenque, trucha y salmón, se han relacionado en muchos estudios con menor riesgo de muerte por ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y otras enfermedades cardiovasculares. La American Heart Association recomienda comer dos veces a la semana entre 113 y 170 g (4 a 6 onzas) de ese tipo de pescado.

Pero debido a que el pescado puede contener niveles elevados de metilmercurio, que puede interferir con el desarrollo normal del sistema nervioso y el cerebro de los recién nacidos, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos recomienda a las mujeres embarazadas, a las que quieren quedar embarazadas, a las lactantes y a los niños que reduzcan su ingesta de pescado.

Las directrices de la FDA limitan la ingesta de pescado bajo en mercurio para esos individuos a 340 g (12 onzas) a la semana y de pescado rico en mercurio a porciones de 170 g (6 onzas) al mes. La FDA también recomienda evitar el pescado con más probabilidades de elevar los niveles de mercurio, tales como tiburón, pez espada, macarela rey o blanquillo.

A primera vista, el estudio canadiense parece agregarle la hipertensión a la lista de problemas relacionados con el metilmercurio en el pescado. Dewailly y sus colegas realizaron una encuesta de residentes esquimales de 14 comunidades de Nunavik en el norte de Québec, en donde la dieta tradicional se basa en el pescado y en mamíferos marinos.

También hallaron que el nivel promedio de mercurio en sangre de 50 nM/l de sangre era mucho más elevado que el nivel de 4 nM/l de la población general. También hallaron una relación entre los niveles de mercurio en sangre y la presión arterial luego de ajustar otros factores, como el tabaquismo y la actividad física.

Los estudios han señalado que la exposición al mercurio del ambiente puede afectar el endotelio, el recubrimiento delicado de los vasos sanguíneos, y reducir la capacidad de los músculos lisos para relajarse, lo que puede explicar el ligero aumento en la presión arterial observado en el estudio, señaló Dewailly.

No fue un gran efecto, dijo. "Por cada diez por ciento de aumento en el nivel de mercurio en sangre, hay un aumento de 0.2 mmHg en la presión arterial", dijo Dewailly. "Incluso si eso se aplica a la población general, el efecto es mínimo".

Entonces, un aumento del diez por ciento en el mercurio en sangre elevaría una lectura de presión arterial de 120/80 a 120.2/80, indicó Dewailly Esa no es ninguna razón para evitar el pescado "si se toman en cuenta los informes sobre nutrientes del pescado que lo relacionan con tantos beneficios", dijo.

De todos modos, es importante consumir la cantidad adecuada de pescado, de las especies grasas, recomendó Dewailly. Cualquiera preocupado por la presión arterial debe evitar el pescado que tenga niveles bajos de ácidos grasos omega 3 y alto contenido de mercurio, como los pescados depredadores grandes (tiburón, pez espada o pez aguja), dijo.

Otro experto estuvo de acuerdo.

"Muchos estadounidenses pueden disfrutar del pescado como parte habitual de su dieta para lograr los beneficios para la salud de los ácidos grasos omega 3", aseguró Penny Kris-Etherton, profesora distinguida de nutrición de la Universidad Estatal de Pensilvania y miembro del Consejo sobre metabolismo de la nutrición y del Comité de actividad física de la American Heart Association, AHA.

"Esto incluye el atún ligero enlatado, que contiene significativamente menos mercurio que el atún blanco", dijo en una declaración.

http://healthfinder.gov/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscripcion por mail