2/5/16

Dieta rica en fruta y verdura previene infarto cerebral [2-5-16]


Dieta rica en fruta y verdura previene infarto cerebral

Los resultados de varios estudios científicos confirman que ingerir más de un kilogramo diario de frutas y verduras, disminuye en un 26 por ciento el riesgo de sufrir infarto cerebral (ictus), de acuerdo con la revista The Lancet.

Ocho estudios relacionados con la importancia de la dieta y la salud fueron revisados concienzudamente y sus resultados llevaron a los expertos a afirmar que comer más de cinco piezas de frutas o verdurar (más de un kilo), cada día, protege contra ese mal.

Las estadìsticas señalan que el infarto cerebral o ictus es la tercera causa de muerte y el primer factor incapacitante en los países desarrollados.

De acuerdo con la publicación especializada inglesa, no hay dudas: aquellos que incluyen en su dieta diaria más de cinco piezas de verduras y fruta tienen un nueve por ciento de posibilidades menos de padecer un ictus, que los que comen de tres a cinco piezas de frutas y verduras al día.

Algunos científicos opinan, en cambio que todavía no se ha podido establecer cuáles son los beneficios concretos de la vitamina C y los betacarotenos en la salud humana.

The Lancet plantea que puede no haber contradicción en ello, pues ciertos trabajos han ido específicamente a buscar resultados con algunas vitaminas y no han valorado de manera general las bondades de las verduras y las frutas, como en esta última revisión.

Se estima que la combinación de nutrientes y otros componentes de los alimentos sea más influyente que un solo elemento por sí mismo.

Cada una de las ocho investigaciones consultadas valoró la cantidad total de frutas y verduras que las personas implicadas en el análisis ingirieron por día y no buscaron una sustancia en específico.

Las bondades de estos alimentos y sus efectos en la salud se estudiaron en 257 mil 551 personas durante 13 años.

Las frutas y verduras tienen un rico contenido de potasio, folatos, fibra y antioxidantes (vitamina C, betacarotenos y flavonoides) y su presencia en el organismo favorece la eliminación del potasio junto con la orina.

Con ello se ayuda a reducir la tensión arterial, factor clave en el origen de los infartos o accidentes cerebrovasculares.

A esto hay que sumar que los folatos disminuyen las concentraciones de homocisteína en sangre, componente vinculado a un mayor riesgo de padecer un ictus.

Los científicos plantean que la fibra de las frutas y verduras podrían tener un papel en la disminución de la aparición de infarto cerebral, con la reducción de la tensión arterial e índices de colesterol.

Otra razón a tener en cuenta es que los antioxidantes ayudan a evitar los riesgos de la aterosclerosis (obstrucción de los vasos sanguíneos por depósito de grasas.

Los autores del trabajo son tan concluyentes que piensan que, de llevarse a la práctica esta dieta, se reducirían notablemente los ictus, otros tipos de accidentes cardiovasculares y algunas neoplasias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscripcion por mail